EMOL

BONUS: PROGRAMA DE REGIONES Y COMUNAS /(sitio oficial)

La ministra de Cultura, Paulina Urrutia, se refiere a “la niña” y todos adoptan rápidamente el término. Hablan de una chica que cumple 15 años, que ya es adolescente, celebran que hoy se vuelve a mostrar, pero sin reparar en que, en rigor, no es “ella” sino “él”.

Se trata del Festival Santiago a Mil, el evento cultural más importante del verano, que hoy cortó la cinta de su temporada 2008 en el Centro Arte Alameda.

Hasta allí llegaron diversos rostros del mundo teatral, para dar la partida a un evento que busca imprimir dos sellos: Una cartelera abultada, con 45 obras para todos los gustos y bolsillos; y un vuelco hacia el espacio público, con diversos espectáculos gratuitos en espacios abiertos.

“Queremos transformar los espacios públicos en lugares agradables”, dijo Carmen Romero, directora de un certamen que esta vez no vislumbra números de un impacto como el que el año pasado causó la Pequeña Gigante, pero que dejó esa posibilidad en manos de un mayor número de espectáculos internacionales (Goran Bregovic y el Groupe F, entre otros).

De todos modos, los organizadores buscan diversificar la atención en las distintas obras que se unieron al evento este año, resaltando el abultado tamaño de la cartelera, con 45 obras. “Este año no pudimos traer una Pequeña Gigante, pero sí tenemos una cartelera gigante. Es el todo el que manda este año, es un festival que creció”, dice Romero.

El festival se inicia hoy, con un programa en el que resalta la obra italiana “Enrico V” (21 hrs., Teatro UC), dirigida por el destacado Pippo Delbono. Se trata de una pieza shakespeareana que integra la lista de cinco montajes de Italia —país invitado de esta edición— que forman parte de la cartelera del evento.

La inauguración oficial, en tanto, será a las 21 horas en la Plaza de la Constitución, donde se presentará en forma gratuita la obra “La Remolienda”, de exitosa temporada durante 2007 en el Teatro Nacional.

Y para no repetir el desborde de público vivido el año pasado en el Paseo Bulnes, en la presentación inaugural con La Patogallina, este año la Plaza estará al desnudo: nada de tribunas ni asientos, por lo que Carmen Romero recomienda que “lleve su chal, porque hay que sentarse en el suelo. Ya no hay más graderías. El teatro se toma la ciudad y lo veremos como se pueda. Queremos que este festival sea para todos”.