La nueva cantautoría uruguaya es uno de los movimientos musicales con mejor salud del último tiempo en Latinoamérica. La nueva trova que surge en Montevideo se ha expandido por el continente gracias a autores como Ana Prada, Pablo Sciuto y, por supuesto, Jorge Drexler. Fernando Cabrera es otro de los nombres protagónicos en esta oferta creativa; si bien su larga experiencia lo sitúa, más bien, en la generación de referencia para estos nuevos compositores, ésa de figuras como Eduardo Mateo, Gustavo Peña («El Príncipe») y Eduardo Darnauchans.

Cabrera acumula más de treinta años de trayectoria y una discografía que supera los veinte títulos; como autor solista, o productor y colaborador de otros artistas. Su música es ineludible en el acercamiento al sonido rioplatense contemporáneo. Según la revista Rolling Stone-Argentina, «las canciones de Cabrera son como dardos que hacen blanco en las fibras sensibles de los espectadores. Pasan las canciones y ruedan las lágrimas por las mejillas, se anudan las gargantas y aflora la garra del corazón».

Su más reciente disco, Canciones propias (2010), registra, por primera vez en su extensa carrera, una selección de títulos clásicos del cancionero popular uruguayo, homenajeando a otros artistas con su firma. Con su primera visita artística a Chile, Fernando Cabrera continúa en GAM con el ciclo musical «Maderas acústicas», iniciado en mayo pasado con la visita de la cantautora uruguaya Ana Prada, continuado con dos presentaciones de Acá Seca Trío, y que hasta noviembre alternará la visita de otros compositores sudamericanos como Lisandro Aristimuño (Argentina) y Paulinho Moska (Brasil).

Más información:
myspace.com/fercabrera